La alegría del perdón

Aprender a pedir perdón y a perdonar requiere sinceridad, humildad y generosidad, ya que el perdón nos devuelve la alegría.